Cosas que pasan…

En esto de la caricatura, la mayoría de las veces cuando quieres hacer reaccionar a alguien, tienes bastante claro a quién y cual reacción quieres, pero de vez en cuando terminas causando reacciones que no te proponías, y ofendiendo a quienes no te proponías. Esta caricatura es un buen ejemplo:

Acá estan las reacciones de algunos lectores:

– «Hola Estimado señor Pedro Molina.

Mi nombre es (….) , y como mujer y ciudadana nicaraguense me gustaria manifestarle mi inconfoormidad por la caricatura presentada en END hoy primero de diciembre dia internacional de lucha contra el sida.

Mi inconformidad es porque esa caricatura lleva un mnesaje discriminatorio hacia las mujeres, lo que he comprendido de la misma es que: Los hombres deben cuidarse de las mujeres, las mujeres somos las que portamos el sida? pregunto por que eso es lo que se da a entender en la misma.

Creo que no soy la unica que considera lo anterior, puesto que pregunte a algunas compañeras/os de trabajo y lo mismo han entendido del mensaje.

Disculpe! y considero que  en otra ocasion hay que cuidar de transmitir un mensaje sexista. «

«Buenas tardes señor Molina!
Día con día veo las caricaturas que usted publica en la página de Opinión de El Nuevo Diario y cuando me pierdo la edición impresa recurro a la digital para gozar y reírme con su agudo humor y creatividad, sin embargo, hoy me decepcionó hasta las huesos ver como nos considera «un producto perjudicial para la salud» y peor aún causante de una de las peores enfermedades de los tiempos modernos.
No me considero feminista ni de esas mujeres neuróticas que se ofenden por todo, pero vaya que sí me resultó chocante su caricatura de hoy pues no sólo me pareció machista sino también ajena a la verdad, basta investigar un poco y encontrar datos como los que maneja Profamilia. Según esta institución, en los últimos años el numero de amas de casas que han sido contagiadas por sus esposos ha aumentado considerablemente. Ellos adelantan un estudio para tener estadísticas más precisas pero un dato que llama la atención es que estas mujeres infectadas con el VIH tenían como única pareja a su marido.
Pongo esto sólo como referencia para no señalar, como usted lo hizo, al sexo opuesto. Mi punto es que el Sida no tiene sexo ni edad ni credo político ni religioso. Le da a cualquiera y cualquiera lo puede transmitir. No hay que tener unas caderas bien formadas ni unas piernas torneadas para convertirse en un peligroso agente portador del VIH. En mi humilde opinión creo que hoy 1 de Diciembre, Día Mundial del Sida, usted perdió una buena oportunidad para hacer conciencia, a través de sus mensajes gráficos, de que el Sida – Sí da y no somos únicamente las mujeres el monstruo transmisor de esta pandemia.
Saludos cordiales!!!

(….)»

– «Estimado Sr. Molina,

Le saluda un lector del sitio web de el END y que encuentra sus dibujos muy inteligentes y divertidos.
Sin embargo, encuentro que su caricatura de hoy, » Advertencia: El uso de este producto..ect.» en referencia indirecta a la celebracion del dia SIDA, no refleja un mensaje bien pensado, pero mas bien una actitud machista y con poca imaginacion. Enfoca a las mujeres como objetos de propagacion del SIDA.
Pero tal vez me equivoco. Tal vez usted investigo y constato con el ministerio de salud que las mujeres son en efecto el foco de propagacion de esta vil enfermedad y esta siendo mal juzgado por este lector. O tal vez, su dibujo es una refleccion de un sector de la poblacion mal informado y no muy habil en reflejar en su trabajo lo que es una enfermedad y un problema social que protagoniza  en uno de los mas grandes retos medicos del siglo.
Le deseo suerte, y mi critica no es un desprecio, sino un llamado a la refleccion para considerar que como comunicador a travez de su trabajo, es su responsibilidad ampliar mentes y educar, no solo provocar una sonrisa.
Sinceramente,
(….)»

Mi respuesta, en términos  general fue mas o menos esta:

– «Estimado/a lector/a, lamento que haya sido esa tu interpretación de la caricatura, suele suceder de vez en cuando que lo que dibujamos no es siempre comprendido en su totalidad, o a veces totalmente mal interpretado.

Si te fijas, al dibujar la caricatura traté de alejarme de consideraciones sexistas (compara mi dibujo con cualquier catálogo de prendas femeninas) en cuanto a formas, e incluso, el estilo de la pieza de ropa interior, para hacer el dibujo lo más conservador y sobrio posible, el toque de humor viene de la parodia de la etiqueta de productos como el tabaco, ahí lo de «producto», ahora a lo que te preocupa, escogí la imágen porque  hacerlo más como un hombre en esa posición hubiese sido no sólo visualmente más grotesco con su bulto, sus pelos y todo eso… quizás más de alguna persona lo hubiese tildado de «vulgar» sino porque viéndolo desde el punto de vista de la mujer, es bueno que sepa que eso que tiene entre las piernas también puede ser dañino para su salud y debe saber como usarlo y cuidarlo, y el hombre entiende que también tiene que tener cuidado.

Lamento tu inconformidad y gracias por escribir,

p. «

En realidad,  lamento la incorfomidad causada, en especial la mía, al no haber podido en este caso particular, expresarme con la claridad con la que me gusta hacerlo. Por eso en esta ocasión decidí corregir este error y completar la caricatura, la cual fue publicada en el mismo espacio y el mismo tamaño de la anterior:

1 comentario en “Cosas que pasan…

  1. La caricatura transmite realmente una realidad que cada quien la interpreta como quiere, por ejemplo ambos generos pueden ser los portadores del SIDA, no solo la mujer como algunos mensajes del post han querido manifestarse.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

For spam filtering purposes, please copy the number 7642 to the field below: